Compromiso cooperativo

116

En la última edición de 2018 de la revista institucional Cooperación Eléctrica, que se está distribuyendo entre todas las cooperativas de servicios públicos del país, la nota editorial expresa: “Concluye otro año, complicado por el escenario económico que atraviesa el país, pero al mismo tiempo auspicioso para nuestra federación. Y lo definimos así porque entendemos que, pese a todo, cumplimos con el rol central que debemos desempeñar: representar a nuestras cooperativas y hacer un aporte a la consolidación del movimiento solidario más allá del quehacer específico de servicios públicos.

En lo primero, podemos decir con orgullo que la federación recorrió virtualmente todo el país, con jornadas en San Martín (Mendoza), Villa María (Córdoba), Dos de Mayo (Misiones) y Neuquén. Además, organizamos un nuevo Congreso Nacional, en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. En cada uno de estos eventos, centenares de cooperativistas debatieron fraternalmente los principales temas que hacen a la actividad de nuestras cooperativas. Y lo hicieron como es habitual en las actividades que organiza FACE, con la idea de llegar a consensos que sea útiles para la gestión cotidiana de las cooperativas asociadas.

El carácter nacional de nuestra federación nos obliga a estar cerca de la realidad de cada una de las regiones donde operan nuestras cooperativas, y la mejor forma de hacerlo, más allá de los modernos medios de comunicación y vinculación, es con presencia en el terreno, con el diálogo personal y la cercanía. La mesa directiva de FACE se reunió en varias ocasiones fuera de la sede federativa, compartiendo con dirigentes de distintos puntos del país el análisis y la decisión de las políticas a llevar adelante.

En suma, aún cuando los contextos sean complicados, las cooperativas están a la altura de las circunstancias y apuestan a seguir brindando servicios de calidad a sus asociados. Incluso, como ocurre actualmente con el cooperativismo de electricidad, suman nuevos desafíos, como es el caso de la generación de energía a partir de fuentes renovables y nuevos negocios a partir de los desarrollos tecnológicos que deben ser aprovechados por el sector cooperativo en beneficio de sus asociados. De nada vale quedarse en la queja ante las dificultades, sino -tal como se hizo siempre en el movimiento solidario- asumirlas, superarlas y crear nuevos emprendimientos cimentados en la experiencia adquirida.

Es un signo de nuestra historia, que está por sumar un nuevo jalón en breve cuando, llegado noviembre de 2019, celebremos el 80º aniversario de la fundación de FACE. Será una nueva oportunidad para rendir tributo a los pioneros, a quienes nos precedieron en el camino del cooperativismo, y actualizar el aprendizaje para afrontar los actuales desafíos con el espíritu de quienes crearon cooperativas cuando todo era dificultad y adversidad.

Las cooperativas, en cada uno de los contextos que se presentaron a lo largo de la historia, trabajaron, y lo seguirán haciendo, por el país y sus comunidades. Es el compromiso de siempre, actualizado año a año. 2019 no será la excepción: las cooperativas de servicios públicos seguiremos brindando prestaciones de calidad a nuestros usuarios, preparándonos para los nuevos desafíos y aportando lo mejor de cada uno para fortalecer el desarrollo local y autónomo de centenares de localidades en cada región de la Argentina”.